El wholecut o zapato enterizo, si dejamos de lado los anglicismos, es reconocible por su aspecto limpio y pulido. Rezuma elegancia por sí solo con sus lineas puras y una superficie impoluta.

Básicamente, son oxfords hechos de una sola pieza de piel porque también tienen el mismo sistema de cordones cerrado en el empeine.

El patrón de la mayoría de los zapatos de vestir se compone de varias piezas cosidas entre sí. En los wholecut no hay piezas adicionales, ni punteras, taloneras u otros elementos.

De líneas refinadas y sin costuras, este tipo de zapatos llaman la atención por su diseño minimalista. Simbolizan la forma más genuina de fabricación de calzado de buena calidad y aportan un toque original a cualquier look.

Son elegantes sin ser llamativos. Captan la atención sutilmente.

También existen las versiones con adornos tipo brogue, aunque los ortodoxos te dirán que este no es un wholecut puro, cuyas líneas deben ser simples y de corte limpio.

A veces son más caros que otros zapatos por:

1. LA MEJOR PIEL GARANTIZADA

La piel que se utiliza para hacer enterizos debe estar libre de  imperfecciones.

Las piezas de piel siempre tienen pequeñas marcas de venas o irregularidades que con un patrón de varias piezas se van sorteando. Pero al tener un patrón de una sola pieza, hay escoger la mejor área de toda la piel.

No se pueden enmascarar las imperfecciones. La textura del cuero debe ser uniforme en todo el zapato.

2. ESTÁ ELABORADO POR MANOS EXPERTAS

El wholecut es un zapato complicado de ejecutar. Al no tener costuras, el proceso de montado -cuando la piel se ajusta a la horma- tiene que realizarse por personal cualificado. De forma uniforme para que no queden arrugas y no estirar demasiado la piel en algunos puntos. Es fácil que el zapato pierda su forma durante el procedimiento si no se ejecuta esta acción de forma impecable.

Si aprecias la artesanía y las técnicas tradicionales de fabricación de calzado, como las que todavía perviven en Mallorca, un enterizo será una opción ideal.

3. FÁCIL MANTENIMIENTO

Los wholecut  absorben las cremas y lucen mejor que otros zapatos porque no tienen costuras que obstaculicen el proceso de limpieza y cepillado.

Las costuras no se estropean y no hay pliegues adicionales de piel que se superponen, lo que garantiza un brillo uniforme y al ras en toda la superficie.

4. SE ADAPTARÁN A TUS PIES

El cuero en los enterizos no está constreñido por las puntadas que unen las piezas de los zapatos convencionales. Si se hace correctamente, la piel de un enterizo dibuja la estructura del pie haciéndolo más atractivo a la vista en comparación con los zapatos que tienen costuras.

Como los cortes se adaptan a sus pies, deben probarse a conciencia para que ajusten  cómodamente, y se expandirán con los primeros usos -sobre todo si el cuero empleado es fino- adaptándose al pie.

¿Cómo llevar un par de wholecuts?

Técnicamente, un zapato es más formal cuanto menos adornos tiene. La sencillez es sinónimo de corrección y los zapatos enterizos son el epítome de lo simple.

Se pueden llevar con cualquier look que incluya americana. Si bien los wholecut en piel negra son la mejor opción con un traje, en marrón o tostado también puede ser ideal para llevar con denim.

Incluso en sus opciones más informales, siempre darán un aire más de vestir que casual. Algunos consejos sobre cómo usarlos:

  • En ante (en colores más especiales como verde, azul, etc.) con pantalones tipo chinos o denim.
  • En piel (negra o marrón): con traje, en entornos profesionales. El negro siempre con traje y los marrones oscuros y medios con trajes más informales en azul marino, gris, etc.
  • Charol negro o antik: smoking. Los enterizos funcionan a la perfección como zapatos de etiqueta si no llevan picados ni otros adornos.

Para terminar

Si estás buscando un zapato elegante y original que combine a la perfección con trajes divertidos, un código de vestimenta profesional y algún evento formal de noche, el wholecut es la mejor opción.

Pero si estás comenzando con tu colección de zapatos, te recomendamos que lo aplaces hasta que tengas tus básicos cubiertos. Un oxford de puntera recta será una opción más versátil.

A pesar de su apariencia simple, los zapatos enterizos son delicados en cuanto al calce por:

  • Sistema de cordones cerrados: más incómodo para hombres con pies anchos.
  • La horma suele ser estrecha: si tienes el pie ancho no te favorecerá.
  • Las arrugas naturales provocadas por la flexión del pie serán más visibles. Sobre todo si la talla es demasiado holgada.
  • Para hombres con el empeine alto será complicado de calzar e incómodo, si consigues metértelo.

Hemos resumido toda la información que has encontrado en este post en un vídeo, puedes verlo en nuestro canal de YouTube haciendo click aquí.