Los mocasines tipo kiowa son nuestro ojito derecho. En este post explicamos el por qué y también cómo identificarlos y reconocer los que no lo son aunque lo parezcan. Porque no todo el mundo es capaz de hacer buenas kiowas.

Un mocasín tipo kiowa se reconoce por la cresta cosida en la parte superior en forma de U. Aunque esta característica nos es la prueba de que sea auténtico. Un mocasín kiowa verdadero está hecho de una pieza de piel que envuelve el pie desde abajo. Si tienes un mocasín a mano, quítale la plantilla y si lo que hay debajo es la misma piel de la que está hecho el resto del zapato, es un mocasín tipo kiowa.

¿CÓMO ES LA CONSTRUCCIÓN KIOWA?

El tipo de construcción, o dicho de otra forma, el modo en que se hace un zapato, es fundamental porque implica que sea pesado o ligero, blando o rígido, frío o cálido entre otras cosas. Se trata de una información muy valiosa para saber sobre cómo se comportarán con tu pie y su calidad.

El mocasín es uno de los primeros calzados que vistió el pie del hombre, y el auténtico y genuino está realizado con esta técnica envolvente que comentaba antes. La piel hace de plantilla y se moldea hacia arriba sobre la horma. Después, se une a la pieza del empeine que llamamos “mocasín” y más tarde se cose la suela. A veces, las suelas simplemente se pegan (porque es más barato y rápido) pero no en el caso de nuestros zapatos. Los falsos mocasines tienen una apariencia visual de mocasín pero no tienen la construcción envolvente de los de verdad. Puedes comprobarlo con más detalle en el vídeo que hemos preparado sobre el mocasín Kiowa, haz click aquí.

El mocasín es una de las piezas que representan el arte de la fabricación manual de calzado. Su método de construcción es complejo y requiere varios años de práctica por parte de los maestros artesanos, que tardan años en adquirir las habilidades necesarias para realizarlo.

Los talleres de Mallorca son conocidos por la experiencia y saber hacer en la producción de mocasines. Os sorprendería saber las firmas internacionales que fabrican sus zapatos aquí.

En Monge los mocasines kiowa los hacemos totalmente a mano en nuestro taller y son extremadamente suaves, ligeros y flexibles, perfectos para llevarlos descalzos en verano.

Un producto de calidad y que envejece bien. Un par de mocasines tipo kiowa se ajusta al pie, y es súper cómodo gracias a su flexibilidad y ligereza, y una agradable sensación de adaptabilidad de nuestro pie. La sensación de guante que comentaba al principio del post.

mocasin ante taupe gris

HISTORIA

Históricamente fue el calzado habitual entre los nativos de América del Norte.

De hecho, palabra mocasín proviene de las diferentes tribus norteamericanas que usaron palabras parecidas para referirse a lo mismo: el calzado. Como Makasin, que significa zapato para los Powhatan, una tribu nativa americana de la actual Virginia.

Como el clima no es el mismo en América del Norte, los mocasines también eran diferentes. Algunos necesitaban una suela más dura para proteger de las rocas o del frío o incorporaban piezas para proteger del agua de la lluvia.

PROS Y CONTRAS

PROS: La ventaja más destacada es la flexibilidad, ligereza y adaptabilidad al pie. Son frescos y cómodos como un guante.

Es el zapato perfecto para las personas que aprecian el estilo casual sin caer en lo demasiado casual del deportivo.

CONTRAS: La fabricación de auténticos mocasines se realiza mediante una técnica laboriosa que requiere gran experiencia por parte del artesano.

No es el mejor zapato para climas lluviosos o con nieve.